Nuestro vino es un vino completamente natural. No se le añade ningún tipo de producto químico en todo el proceso, usando para su elaboración métodos artesanales y sencillos. Es un vino joven, con olores y sabores afrutados, de color rojo vivo, muy agradable al paladar. El inconveniente de este caldo, al no tener ningún aditivo, es que su consumo ha de ser rápido, entorno al año, no siendo apropiados para ser envejecidos.

La elaboración la realizamos un grupo reducido de personas para nuestro propio consumo, siguiendo las técnicas que se utilizaban desde muchos años atrás.



FASES DE ELABORACIÓN

PASO 1- CUIDADO DE LAS VIÑAS
Durante todo el año, hay que realizar distintos trabajos en las cepas. Tras la vendimia, y llegado el mes de Febrero, se podan las ramas de las cepas, dejando un número de yemas para que ésta de la cantidad justa de uva. Antes de que la cepa brote, hemos de arar la tierra del viñedo y abonarla. Ya en primavera, cuando la cepa está cerniendo (la uva se encuentra en flor), se le azufra para evitar plagas de hongos. A mediados de Agosto, cuando la uva empieza a pintar (cambiar de color), se le vuelve a hechar otro tipo de azufre con el mismo fin que el anterior. En esta época es recomendable quitar algo de hoja de la cepa y de uva, para que la uva reciba más sol y madure.





PASO 2- LA VENDIMIA
Sobre el mes de octubre, la uva ha alcanzado su máxima madurez. Es el tiempo de la vendimia. Para ello nos reunimos las familias, siendo para nosotros como una fiesta. Para la recogida de la uva, se utilizan unos canastos de mimbre, que se llevan cuando están llenos a un remolque para su vaciado. Los racimos se recojen con un utensilio llamado garillo. Nosotros mismos seleccionamos las uvas, escogiendo las que están en su punto justo de madurez, y descartando los racimos dañados.



Para la elaboración de nuestro vino se utilizan distintas clases de uva, entre las que se encuentra: Tinto Aragonés, Tempranillo o tinto del país, Garnacha tinta, Cabernet Souvignon, y como uva blanca la Albilla. Cada una de estas variedades le confiere al vino una característica especial. Para suavizar el color, se incluye la variedad blanca, aunque en ciertas ocasiones se hace vino blanco con esta variedad.

tempranillo cabernet garnacha albilla




PASO 3-DESPALILLADO

Una vez transportada la uva hasta el lagar (lugar donde se obtiene el mosto), se vuelca sobre la despalilladora. Esta es una maquina que separa la uva del escobajo (esqueleto del racimo), dejando solo los granos de uva. Con esto, evitamos que el escobajo de un sabor más ácido al mosto. Una vez realizada esta operación, el mosto resultante del despalillado se deja en el lagar el tiempo que creamos conveniente, para obtener un tinto abierto (clarete). Si lo dejaramos mucho tiempo, saldría un caldo muy tinto y áspero. Durante este tiempo, tiene lugar la fermentación; si el caldo se saca antes de que termine de fermentar, este proceso continuará dentro de la bodega, como es nuestro caso.



PASO 4-PRENSADO
una vez dejado los granos un tiempo en el lagar, y para obtener todo el caldo existente en la uva, se pasa todo lo del lagar por la prensa. De este prensado saldrá más cantidad de mosto. No es conveniente exprimir al 100% la uva, puesto que lo único que conseguiremos son elementos sólidos, sin ningún beneficio para el vino.




PASO 5-ESTANCIA EN LA BODEGA
Una vez prensado, el vino se lleva a la bodega y se vierte en los carrales (toneles). Allí permanecerá hasta Febrero o Marzo, que es la época en la que el vino está listo para consumir. Los carrales son de madera de roble, y tienen una capacidad de 14 cántaras (224 litros). En nuestra bodega, en la actualidad, tenemos 4 carrales.

Durante la estancia en la bodega, tiene lugar el Trasiego del vino. Esta operación consiste en separar el vino limpio de los posos depositados en el fondo de la barrica, procedentes de la fermentación. Con esto conseguimos un vino limpio, claro y sin mal olor.

 



PASO 6-EMBOTELLADO
Al ser un vino de consumo propio, y mayoritariamente consumido en la bodega o en casa, embotellamos poca cantidad. Esto se realiza con una embotelladora manual. El vino embotellado suele conservarse durante más tiempo y por eso ese vino se le da a amistades. Se obtiene por carral sobre 290 botellas de 75 cl.




PASO 7-CONSUMO
Como hemos comentado anteriormente, se debe consumir en un periodo apróximado de un año. Es la mejor parte del proceso para nosotros, pues lo bebemos con alegría merendando en la bodega.